Muchos son los fabricantes que ya han descartado los motores de gran cilindrada debido a las cada vez más exigentes normativas de emisiones, pero todavía quedan algunos como BMW que apuestan por ofrecer un gran número de cilindros para sus modelos tope de gama, como el BMW Serie 7.

Hablamos concretamente del bloque 6.6 litros V12 de la compañía bávara, que a pesar de ser un rara avis hoy en día, parece que aún tiene vida por delante. Y es que, al menos durante la generación actual de la gran berlina alemana, se mantendrá en la oferta. Es decir, hasta 2023.

Así lo ha asegurado a la revista británica Top Gear, durante la presentación de la última actualización del buque insignia de la casa alemana, el responsable de motorizaciones del actual Serie 7, Michael Bayer. Vamos, que el bloque V12 seguirá vivo al menos durante los próximos cuatro años.

Bmw M760i

Según Bayer, sería posible conseguir que el motor V12 biturbo cumpliera con las normativas de emisiones venideras (a partir de 2023, se entiende), aunque es un reto “extremadamente complicado”, admite. La cuestión es, ¿por qué BMW sigue apostando por este bloque de gran cilindrada?

La respuesta es más sencilla de lo que parece, ya el M760Li tope de gama, con 585 CV (antes desarrollaba 610 CV, pero ahora incluye un filtro de partículas y otras medidas para atenerse a las normativas), resulta todo un éxito a nivel de ventas en mercados como el de China o en países de Oriente Medio. De hecho, la producción de los bloques V12 está al máximo de capacidad.

Y esto a pesar de que en el mercado chino, por ejemplo, estos automóviles de alta gama pagan enormes impuestos, llevando sus precios a cotas de superdeportivos. “Desde que desvelamos el coche hemos estado al máximo de capacidad de producción de estos motores“, afirma Christian Metzger, jefe de producto del BMW Serie 7.

A día de hoy los otros dos fabricantes premium alemanes ya han dejado de ofrecer (o están en proceso) motores de doce cilindros en sus gamas. Audi ya no tiene el W12 en su oferta y Mercedes-AMG se despide de su V12 con la Final Edition de su Mercedes-AMG S 65, y parece que sólo utilizará estos bloques para sus modelos Mercedes-Maybach.

Fuente: Motorpasion.com